Es una técnica mínimamente invasiva, en la cual se extraen las bolsas de bichat, es decir, los cúmulos de grasa que se acumulan en las mejillas, con el objetivo de afinar el rostro con resultados permanentes.