La cavidad oral es la parte de las vías respiratorias y digestivas altas que comienza en los labios y termina en la superficie anterior del arco de las fauces. Está revestida por epitelio pavimentoso con glándulas salivales menores intercaladas. La cavidad oral contiene también las estructuras alveolodentales, con las arcadas dentales superior e inferior. Los tumores primarios de la cavidad oral, por tanto, pueden proceder del epitelio superficial, las glándulas salivales menores o las partes blandas submucosas.

 

La cavidad oral representa la localización más frecuente de los tumores malignos primarios en la región de cabeza y cuello. La lengua y el suelo de la boca son las localizaciones más habituales de los carcinomas epidermoides primarios de la cavidad oral en el mundo occidental. El trígono retromolar y la mucosa bucal son, sin embargo, las localizaciones primarias más frecuentes en aquellas partes del mundo donde están más extendidos los hábitos de masticar tabaco y nuez de betel.