Consiste en reducir el tamaño de las mamas de la paciente, que en la mayoría de los casos, presenta un volumen excesivamente grande en relación al resto cuerpo y se asocia además a dolores cervicales y de espalda debido al peso generado por el excesivo tejido mamario.