Los tumores en la piel son lesiones de diversos tipos que requieren un diagnóstico especializado, para poder recibir tratamiento. Para extirparlos, se realiza una cirugía diagnóstica y terapéutica para descartar malignidad en el tumor, al tiempo que se extirpa buscando cuidar la estética y apariencia del paciente.